Tendencia No Poo: No lavarse el pelo con champú

Los Makingueros nos lavamos el pelo siempre evitando los tensioactivos agresivos y las siliconas que contienen los champús convencionales. Después de un año hemos tenido resultados y podemos decir que ¡se nota! Es mucho mejor utilizar champús naturales con tensioactivos derivados del aceite de coco, hidrolatos y oleato de romero y manzanilla, arcilla blanca… El pelo agradece liberarse de las siliconas y luce mucho más fuerte, suave y brillante.

Pero, hoy no queremos hablar de champús, sino de todo lo contrario.

Hoy vamos a hablar de una nueva tendencia que cada vez esta cobrando más vida en diferentes países. Se llama “No Poo” y significa “No champú”- Sí, aunque os parezca rarísimo las personas que siguen esta corriente no se lavan el pelo con champú y asombrosamente, muchas de las celebrities siguen esta nueva moda.

Para empezar a hablar de este método, me gustaría remontarme a los antepasados. Seguramente, si le preguntáis a vuestras abuelas o bisabuelas si utilizaban champú, os responderán que no. Hasta 1930 aproximadamente, el champú no existía en el formato de hoy en día. Se lavaban el pelo con jabón, como máximo una vez a la semana. ¡Sorprendente! ¿Y esos pelazos que salen en las pelis? ¿Y esa foto antigua del salón en la que sale tu abuela con su preciosa cabellera?

Nos ha quedado claro que el champú no siempre ha existido y que es un invento relativamente reciente. Pero, ¿te atreves con la técnica No Poo? Te explico en qué consiste. La tendencia nace a partir de un grupo bloggeros que advirtieron una gran cantidad de sustancias químicas en los productos cosméticos y proponen eliminar su uso.

Su explicación para convencernos a todos de seguir este método es: “Cuando lavamos nuestro pelo con champú sus ingredientes agresivos eliminan el sebo (aceite natural que produce nuestro cuerpo necesario para la protección del cuero cabelludo). Para compensar esta carencia, nuestro cuerpo produce mayor cantidad de sebo o grasa. En conclusión, cuanto más nos lavamos el pelo, más grasa contiene”. ¿Estás de acuerdo?

Para que esto no ocurra, propone la siguiente estrategia: No Poo. Y, ¿en qué se basa?

El “champú” que se emplea es bicarbonato con agua y el “acondicionador” es vinagre de manzana con agua. (Importante emplear los dos, para compensar el pH básico del bicarbonato con el pH ácido del vinagre, y neutralizar el asunto)

  • CHAMPÚ:Prepara un envase con 250 ml de agua y 2 cucharadas de bicarbonato sódico.
  • ACONDICIONADOR: Prepara otro envase con 250 ml de agua y 100 ml de vinagre de manzana

Aplicas el champú, aclaras,aplicas el acondicionador y aclaras de nuevo.

Se aconseja que el cambio no sea de un día para el otro, primero se deben realizar lavados menos frecuentes con champú, hasta abandonar el uso por completo. Se advierte que el pelo se sentirá bastante grasoso al principio, pero que con el tiempo se irá acostumbrando. Este proceso puede durar de 2 a 6 semanas dependiendo de la frecuencia con que lavabas tu pelo anteriormente y de qué productos usabas. ¿Qué te parece?

Este artículo es meramente informativo, ¡no pretendemos que dejéis de lavaros el pelo! y la mayoría de los dermatólogos lo desaconsejan totalmente.. pero, ¡os invitamos a reflexionar sobre el tema!

Muy pronto os contaremos cómo es nuestro champú makinguero y os animaremos a que os apuntéis a un taller de Cosmética Natural Capilar para que podáis elaborarlo vosotros mismos.

Hasta muy pronto!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s